paisajes interiores

2006-2007

 
 

Empuñar el paisaje            

Los magos sostienen que, en la mayoría de las gentes que observan un paisaje, se forma una capsula. Esa capsula no es tan pequeña como se cree y constituye el mediun entre el paisaje y el contemplador. Si el contemplador pudiese arrancar esa capsula y llevársela consigo, se volvería inconmensurablemente dichoso, conquistaría el paraíso en la tierra.

Pero para ello es preciso una delicadeza extrema, una fuerza prodigiosa y saber lo que se hace. Es como arrancar de un golpe un árbol con todas sus raíces. Los espíritus  malignos que utilizan por doquier medios nemotécnicos, representaciones graficas, comparaciones, análisis y brutalidades sobre la materia observada, no solamente ignoran a que  me estoy refiriendo, sino que no pueden darse cuenta de la sencillez maravillosa y casi infantil de esa operación que os conduce con simplicidad al umbral del éxtasis.

En el país de la magia.  Henri Michaux. 1941